Una dieta baja en carbohidratos te ayudara a perder peso, sin embargo las dietas cero 0 carbohidratos no son del todo recomendables.Los hidratos de carbono son un nutriente esencial de la dieta y forman parte importante de las funciones corporales, así que desconocerlos o quitarlos de nuestra dieta no es una recomendación muy saludable. Hay que aclarar que una dieta baja en carbohidratos no es lo mismo que una  “sin carbohidratos”.

De una dieta sin carbohidratos se aprovechan muchas personas para hacerle pensar a las personas que pueden prescindir de ellos. Es muy difícil hacerle entender a estos evangelizadores que las dietas solo proteína no son recomendables y máxime si usted realiza algún tipo de ejercicio.

A diferencia de las dietas cero carbohidratos, las dietas bajas en carbohidratos tienen un buen soporte científico y son  bien respaldadas  por los expertos en materia nutricional. ¿La razón? Funciona muy bien para mejorar la composición corporal, los marcadores o biomarcadores en sangre y  la resistencia a la insulina. Existen miles de profesionales que la usan como pauta para sus pacientes y miles de pacientes que a través de la correcta alimentación han cambiado su estado de salud y sus vidas.

Lo verdaderamente importante a la hora de  ingerir carbohidratos es la cantidad, la fuente y la  complejidad que tienen estos sumado al  proceso digestivo. No es lo mismo las calorías de un vaso de gaseosa que las calorías obtenidas a partir de frutas, por lo tanto una mejora en la calidad de los carbohidratos generalmente terminara por mejorar sus resultados de laboratorio, su composición corporal y su salud en general.

¿Entonces debe contener carbohidratos una dieta para perder peso?

Claro que sí, su cerebro quien  consume gran parte de su energía (glucosa) se lo agradecerá.

¿Y el argumento fisiológico que dan para no usar carbohidratos?

No se deje confundir  con explicaciones fisiológicas, que aunque  ciertas no son la respuesta a la hora de perder peso  o mejorar significativamente  su  perfil lipídico, y por el contrario pueden  llegar a presentar algún tipo de efecto adverso  como estreñimiento, halitosis, diarrea, astenia, calambres, y en personas que tienen algún tipo de enfermedad cardíaca o hepática previa no es recomendable y menos  sin supervisión médica. De otra parte debo señalar y hablo por aquellas dietas cero-cero carbohidratos que el aporte de vitaminas y minerales se elimina, lo cual se suple con complementos multivitaminicos, que no es lo ideal y tampoco tiene evidencia que sean superiores a los que nos proporciona la naturaleza.

¿Es verdad que con dietas cero carbohidratos se pierden más kilos?

Se han realizado diversos estudios comparando  dietas hipocalóricas sin restricción de carbohidratos  vs dietas con restricción de carbohidratos. Los resultados no son significativos, la evidencia muestra que aunque se puede llegar  a perder 0.5 a 1 kg  más de peso corporal con las dietas restrictivas en hidratos de carbono, en la práctica esto no es significativo y por ende su uso no tendría mucho sentido pese a que fisiológicamente funcione.

Lo que sí ha demostrado un mayor efecto es la total adherencia a un plan dietario, que nuevamente, en la práctica es lo más difícil de lograr. Sin embargo  es allí, en la conducta y los patrones mentales donde se debe hacer un gran esfuerzo y enfoque por parte de la persona que quiera mantener o perder peso para lograr el éxito en el largo plazo.

Conclusión final

Limite la cantidad de carbohidratos pero no los suprima, a largo plazo no tiene significado; con lo anterior no le estoy diciendo que consuma buñuelos, gaseosas y demás, más bien le estoy diciendo que  consuma frutas y verduras, de estas podrá obtener una gran cantidad de ellos sin ningún inconveniente.

Nota final

Querido lector si usted es un deportista por favor no elimine los carbohidratos de su dieta, ellos le ayudaran a mantener su rendimiento deportivo.