La cocina, alimentos precocinados vs comida casera ¡la cocina! El amor de unos, el tormento para otros. Unos la aman, otros la detestan o sencillamente están cansados de ella. Pero por dios ¿qué seriamos sin la comida? Irrefutablemente ¡nada! Todos sabemos eso. Por otro lado veamos que nosotros los hombres somos los alfa los machos bla bla bla, pero nos ponemos chiquitos cuando tenemos una hermosa mujer en casa que nos alimenta y nos consiente el paladar, nos encantan que nos cocinen u preparen algo rico ya sea para el desayuno, el almuerzo o la cena.

Cabe destacar y claro que lo sabemos pero no está más decirlo, que nuestra alimentación es más que importante para nuestra salud. Una adecuada alimentación nos evita llegar a sufrir diabetes, obesidad, cáncer, etc. Es por esa la razón por la cual debemos alimentarnos adecuadamente. Es allí donde entra en juego el tema o la rivalidad que conlleva ingerir alimentos precocinados o comida casera.

Comencemos por los alimentos precocinados. Personas con un ritmo de vida bastante agitado abundan personas con una jornada laboral larga ni se digan, esas personas que no les queda tiempo para nada llegan exhaustas a sus casas sin ánimo de realizar las tareas caseras, como cocinar llevándolos así a tomar la decisión de comprar comida ya preparada.

¿Qué es un alimento precocinado?

Son alimentos ya preparados que son vendidos envases refrigerados. Para consumirlos solo basta con un previo calentamiento en el microondas sin más solo calentarnos incluso en su propio envase, ojo debemos estar consciente de su fecha tope de caución.

Son vendidos en los súper de diversas formas, tales como:

  • Congelados: de pronto sea el en el que hay mayor variedad de precocinados. Ya encontremos aquellos que deben llevar un proceso previo de descongelación en la nevera. Es el caso de las recetas de carne, pescado. También se encuentran productos que se elaboran en el sartén a un fuego fuerte unos pocos minutos. Sin mencionar que son el grupo más consumido. Nos trae con él, pizzas, papas fritas, verduras, arroz, pasta, ¡increíble! realmente trae una gran variedad de productos para nuestro consumo.
  • Conservas: ya sean en latas, o de plásticos o en envases de cristal, los productos que lo contienen están listos, solo de calentarlos con un baño maría o sencillamente en el microondas. Entre ellos destacan el cocido, el arroz, y las albóndigas entre otros.
  • Envasados al vacío: no trae con él, pollo asado, tortillas están listos para calentar y comer.
  • Sopas y purés de sobre: estos se preparan solo añadiendo agua. Si sin más.

Claro ¿Cómo no comprarlos? Primero nos facilitan la vida y nos brindan cosas ricas los alimentos precocinados son un buen comodín para ocasiones pero no es bueno basar nuestra alimentación en este tipo de alimentos.

Las ventajas son más que claras. Pero existen desventajas como todo lo tangible estas son:

  • Normalmente el consumidor desconoce en su totalidad la preparación de equis producto a consumir.
  • Suelen ser productos bastante condimentados y en ocasiones demasiado fuertes provocando así digestiones fuertes. Suelen tener un al nivel de sal, grasas saturadas y azucares. Dichos altos niveles provocan obesidad.
  • El olor, sabor y texturas no son iguales que en los platos que cocinamos en casa. Estos productos pueden contener aditivos ocultos.

Los trabajadores que tengan jornadas largas deberían llevarse su comida casera al trabajo comer saludable. Verduras, ensaladas, arroz, carne, pescado fresco. Para las personas que quieren su salud totalmente libre de complicaciones ya comenzara a consumir comida casera eso sin duda alguna.

Saquemos tiempo sí que lo necesitamos cuando es nuestra salud el tema principal de todo esto. Come en casa es lo mejor, es algo que escuchamos con frecuencia como también nada como la comida de mi mama.

Frases hechas por la cocinada y por la comida casera nunca escucharemos decir “nada mejor que la pizza precocinada” cuando sabemos que la realizada al momento es mejor que la guardada no importa como venga igual es dañina pero es algo que todos disfrutamos comer, un buen refresco y una buena película, y tenemos una fin de semana envidiable por cualquiera.

Claro como ya habíamos mencionada el ritmo de vida de las personas influyen demasiado para que las mismas opten por comer fuera de casa. Pero existen razones más allá de la salud que hará que comprendamos lo importante que es consumir nuestra deliciosa comida preparada en casa.

1-conocer los ingredientes: cuando comemos por fuera en un factor que desconocemos totalmente. Frecuentemente lo que comemos por fuera lo consumimos por curiosa a su sabor que por llenar el estómago, ya que nos pareció sabroso y ¡dámelo! Cosa que no puede ser no sabe que estamos consumiendo que tanto nos está dañando eso que estamos consumiendo ese plato que elegimos ingerir. Los restaurantes para hacer mejor sus platos (para mejor venta) añaden más de lo necesario, sustancias grasas tales como mantequilla, aceite, azúcar etc.

2-mayor control de las porciones: en ocasiones los encargados de la comida rápida nos venden platos extremadamente exagerados que en ocasiones no podemos comer, pero claro estamos pagando por el por ende comemos todo lo que nos sirven. En casa eso no nos sucede en ella tenemos pleno control de nuestra porciones.

3-ahorro de dinero: es más que obvio y súper importante esta razón solemos despilfarrar dinero comprando platos caros en la calle. Hay platos que no traen mucho pero son extremadamente caros pues de igual modo los de mayo cantidad de igual modo siguen teniendo un valor elevado por su cantidad que el mismo contiene.

4-mayor calidad de la comida: esa sazón que tenemos nosotros al cocinar es nuestro, nos corre por las venas, es natural. Claro no todo tenemos eso es verdad, pero lo que los tienen les toca comer por fuera y tienen la mala suerte de comer en restaurantes que no solo tienen un mal servicio si no que, la comida es un fiasco.

Sin más y por ultima razón la planificación nada más bueno que planificar con nuestra familia, pareja, amigos etc. Un fin de semana de buena comida realizada por nuestras hermosas manos o, ¿no es así?