EL PROBLEMA

Según la agencia Efe, España se ha situado por delante de Estados Unidos en obesidad infantil, con un 19% de niños obesos, frente al 16% de los estadounidenses, un porcentaje que triplica al de hace 30 años. Así lo ha indicado el doctor Pedro José Benito, profesor de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. Según el Dr. Benito, “el problema es muy preocupante porque estos menores tienen mayor riesgo de desarrollar problemas cardiometabólicos, diabetes tipo 2 o aterosclerosis antes de llegar a convertirse en adultos. El aumento de la actividad física y el cuidado en la alimentación son las claves para asegurar generaciones sanas”. En cuanto a los adolescentes,

el Dr. Benito ha explicado que el 80% de los que sufren obesidad continuará con este problema en la edad adulta, por lo que la infancia es el momento ideal para reconducir los malos hábitos.
En la cuestión de la obesidad en general, están implicados factores genéticos, metabólicos, psicosociales y ambientales,  pero la rapidez con que se está produciendo el incremento de la obesidad en la población infantil hace que concluyamos que los factores  más influyentes sean los ambientales (como hábitos alimentarios poco saludables), junto a una disminución de la actividad física en niños y adolescentes. Esto último se debe, en gran medida, al abuso de horas dedicadas a actividades sedentarias como televisión, videojuegos, ordenadores…

CÓMO COMBATIRLO

Por todo lo mencionado anteriormente, en el caso específico de la obesidad infantil es especialmente importante aunar esfuerzos en varias direcciones:

•    Una dieta equilibrada, basada en la cocina mediterránea, huyendo de platos precocinados, bollería industrial, etc..
•    Un incremento de la actividad física y limitar las horas dedicadas a televisión y consolas, y
•    La modificación de actitudes y comportamientos alimentarios. Lo que no se consigue cambiar durante su infancia, más difícil será de cambiar en el futuro, ya que es en la infancia cuando se ordena la personalidad, y se establece patrones que serán la base del comportamiento del futuro adulto.
La modificación de dichas actitudes se consigue a través de la educación escolar, pero sobre todo en el ámbito familiar. Es importante:
•    Dar ejemplo a los menores. No podemos pedir que coman fruta y verdura si no nos ven alimentarnos sana y equilibradamente a los adultos. Si nosotros mismos tenemos un problema de exceso de peso, es probable que no sepamos comer adecuadamente. Hemos de alimentarnos correctamente para servir de ejemplo a nuestros hijos.
•    Cenar y comer (cuando se pueda) todos juntos y sin televisor, dando importancia a los alimentos ingeridos, hablando de su variedad, de los aportes nutricionales de cada uno, etc… Hay que conseguir que el momento de la comida sea placentero, relajado e importante.
•    Implicar a los menores, dentro de las posibilidades y teniendo en cuenta la edad, en la cocina. Huir de los precocinados. Si el problema es la falta de tiempo, existen recetas sencillas, que pueden hacerse a diario, o platos más elaborados, que podemos cocinar el fin de semana y congelar en tuppers.
•    Es básico disminuir casi en su totalidad el consumo de bollería industrial. Puede consumirse un día de fiesta, pero no a diario. Si no hay tiempo para hacer el bocadillo del desayuno cada mañana, prueba a congelar los bocadillos hechos el fin de semana. Están sorprendentemente buenos. Siempre que sea posible, es mejor el pan del día que el de molde.
•    El dar ejemplo no sólo ha de ser en la dieta. Los menores han de ver que nosotros también practicamos ejercicio, y es muy conveniente sacar tiempo de donde podamos para practicar algún juego movido o deporte con ellos.
•    Hay que animar a los pequeños con algún deporte, a ser posible grupal, en el que combine las relaciones interpersonales con la práctica del ejercicio.
Si queremos que nuestros hijos sean futuros adultos sanos, el momento de cambiar la alimentación y actitudes es ahora. Es además la “excusa” ideal para emprender nosotros mismos un estilo de vida mucho más saludable, que a toda la familia beneficiará.

ALGUNOS LINKS DE INTERÉS

http://www.lavanguardia.com/salud/20111216/54241173369/espana-ya-supera-estados-unidos-en-obesidad-infantil.html

http://www.msps.es/campannas/campanas06/ObesidadInfant.htm